2012-10-12

1ª Salida en el Itsaia, avistamiento de marinas

Pardela capirotada y gaviota patiamarilla. Autora: Carmen González.

Pardela capirotada y gaviota patiamarilla. Autora: Carmen González.


Para continuar con las celebraciones del 20 aniversario de Itsas Enara O.E. hemos organizado una salida marinera en el velero de un amigo, Andoni, que se portó estupendamente sacándonos con su barco y plegándose a llevarnos por media mar para buscar aves pelágicas. ¡Muchas gracias Itsaia!.

En el barco. Autora: Yulia Borrego

En el barco. Autora: Yulia Borrego

La navegación comienza en Hondarribia a las 9h de la mañana y tomamos dirección norte a la fosa de Capbreton. Enseguida comenzamos a ver alcatraces (Morus bassanus) y pardelas baleares (Puffinus mauretanicus) que nos van acompañando durante las primeras 7 millas, evidentemente junto con gaviotas patiamarillas (Larus cachinnans).

Pardela cenicienta. Autor: Héctor González

Pardela cenicienta. Autor: Héctor González


Pardela capirotada. Autor: Xabier Xaralegi.

Pardela capirotada. Autor: Xabier Xaralegi.


En esas 7 millas podemos ver el primer págalo, un págalo parásito inmaduro (Stercorarius parasiticus). Es a partir de las 14 millas cuando comenzamos a ver las primeras pardelas capirotadas (Puffinus gravis), y una imagen espectacular, varias líneas formadas por 16 agachadizas comunes (Gallinago gallinago), la mayor de las líneas era de 9 individuos. Cuesta imaginar a la agachadiza volando recta sobre la mar a 14 millas de distancia de la costa más cercana. Además es continuo el pase de bisbita común (Anthus pratensis) e insectívoros no identificados.

Pardelas capirotadas. Autor: Héctor González

Pardelas capirotadas. Autor: Héctor González


Pardela sombría. Autor: Héctor González.

Pardela sombría. Autor Héctor: González


Alrededor de las 20 millas observamos la primera balsa de pardelas capirotadas y los primeros págalos grandes (Catharacta skua). Junto con las pardelas capirotadas había pardelas sombrías (Puffinus griseus). Siguiendo al oeste localizamos una segunda balsa de pardelas capirotadas. Y en el camino pudimos observar a parte del movimiento de alcatraces, una pardela cenicienta (Calonectris diomedea). Nos llamó la atención esta pardela capirotada que lleva una brida prendida entre las pequeñas coberteras, en un primer momento parece una red pero a las fotos se ve que es una brida, ¿una antigua marca alar?. En algún momento siguieron nuestra estela hasta dos págalos grandes a la vez.

En el barco. Autora: Carmen González

En el barco. Autora: Carmen González


Aparte de las aves hay que contar con el placer y tranquilidad que produce la navegación a vela permitiéndonos quitar el motor cuando había viento y navegar con el génova y la mayor, ¡largando trapo! Y con la clara de perplejidad, nota graciosa de la jornada, de los innumerables patrones de yates de pesca que viendo la cola de aves marinas que nos seguían venían con sus cañas a probar pesca y se iban de vacio sorprendidos y asombrados.

Pardela capirotada.  Autora: Carmen González.

Pardela capirotada. Autora: Carmen González.


Pardela capirotada.  Autora: Carmen González.

Pardela capirotada. Autora: Carmen González.


Ya volviendo encontramos una tercera balsa de pardelas capirotadas junto con pardelas sombrías y nuevamente una pardela cenicienta que rodeó varias veces el barco.
Con el atardecer, en el ámbito de las siete millas, avistamos pardelas baleares y un págalo pomarino.

Págalo grande. Autor: Héctor González

Págalo grande. Autor: Héctor González


Págalo pomarino. Autor: Héctor González

Págalo pomarino. Autor: Héctor González


Llama la atención que ha diferencia de las observaciones que se han realizado desde Cantabria, con una abundancia mayoritaria de pardela cenicienta, en esta salida la especie mayoritaria ha sido la pardela capirotada. Puede deberse a que no nos hemos movido por aguas tan profundas.

Págalo grande y gaviota patiamarilla. Autor: Xabier Xaralegi

Págalo grande y gaviota patiamarilla. Autor: Xabier Xaralegi


No realizamos un censo exhaustivo pero las cifras que manejamos orientativamente son: 1 págalo parásito, 1 págalo pomarino, 7 págalos grandes, 1 o 2 pardelas cenicientas (podría tratarse del mismo individuo), más de 250 pardelas capirotadas, más de 60 pardelas sombrías, 35 pardelas baleares, 260 alcatraces, dos gaviotas sombrías, 1 cormorán moñudo, 2 cormoranes grandes, 1 gaviota cabecinegra y las no contadas gaviotas reidoras y patiamarillas.
Dejamos un vídeo resumen de Yulia Borrego con los mejores momentos en esta salida para avistar aves pelágicas.


Tenemos que agradecer la atención, ayuda y paciencia del Itsaia, en su capitán Andoni y en su marinero Martín. Muchas gracias a ambos.

Recorrido realizado según GPS. Autor: Javier Ferreres

4 comentarios:

  1. Hola, que buena entrada! Quería preguntarte si se hacen salidas para ver pelágicas desde Hondarribia o fue algo puntual?
    Mil gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Oscar, y muchas gracias.
      Fue algo puntual. Un socio de Itsas Enara tiene contacto con un patrón que posee un velero y normalmente organiza una salida anual por esas fechas para los socios de Itsas Enara.

      Eliminar
  2. Ok, muchas gracias por la información!!

    ResponderEliminar
  3. Otra cosa y sin querer abusar... no tendríais el Track de la salida, verdad??
    Gracias!!!

    ResponderEliminar

Jarraitu posta elektronikoz