2017-07-26

Primera reproducción de gavión atlántico en el entorno de Txingudi




El gavión, Larus marinus,  es la gaviota de mayor tamaño que podemos observar en todo el mundo. Por sus enormes dimensiones, y por otros atributos como son su carácter solitario, pendenciero y su escasez en nuestro entorno, despierta un especial interés entre los ornitólogos locales y cualquier observador de la fauna costera.

Su presencia como invernante en la costa vasca ha ido en aumento durante las últimas décadas. Este hecho coincide con su expansión como nidificante a lo largo de la costa noroeste francesa, sobre todo en Bretaña y Normandía. Las parejas francesas más meridionales las encontramos a la altura de Arcachon.

Si bien a un nivel notablemente inferior al experimentado en la costa francesa, esta gaviota también ha ido colonizando la costa cantábrica. Así, durante los inicios del siglo XXI se ha ido instalando progresivamente como nidificante en Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco.

En el la costa vasca sólo se han detectado intentos de nidificación en distintos puntos del tramo vizcaíno. Y la única reproducción exitosa se produjo en la isla de Izaro, en 2013. Desde entonces, la misma pareja ha seguido haciendo lo propio de manera solitaria todos los años, hasta este año que se ha detectado en la misma isla otra posible pareja reproductora.

kaiobeltz2017.JPG
Pareja de gaviones en Donostia (Xabier Saralegi)

En el tramo de costa guipuzcoana se pudieron observar el año pasado dos parejas aquerenciadas a sendas zonas propicias para la nidificación. Una de las parejas frecuentó los islotes de Moilarri y la Isla de Santa Clara durante el mes de mayo. La otra pareja fue observada durante las mismas fechas y de forma reiterada en el islote de Amuitz, en la desembocadura del Bidasoa.

Estas dos parejas se han vuelto a detectar durante esta año en los mismo puntos del año pasado y con claras intenciones reproductivas. Es más, una de ellas consiguió llevar a buen término la reproducción de un pollo, como veremos más adelante.

La pareja aquerenciada a Moilarri y Santa Clara fue observada en Moilarri en acto de cópula. Aunque, no se han detectado posteriormente signos de nidificación. La otra pareja, la del islote de Amuitz, fue observada al igual que el año pasado, de forma repetida en el islote de Amuitz, pero desapareció de manera repentina al final de la primavera. ¿Desistió este año también en su intento reproductivo?

Lohia_badia_txurruta_abbadia_003.JPG
Islote de Txurruta (Wikipedia)

A los pocos días, Alfredo Herrero descubre una pareja de gaviones presumiblemente incubando en un islote muy próximo a la desembocadura del Bidasoa. Se trata del islote de Txurruta, enclavado en la pequeña cala de Loia. La pareja es la misma que la de Amuitz ya que uno de los ejemplares porta la misma anilla blanca identificativa de la isla de Ré.

Posteriormente, Amaia Alzaga realiza un seguimiento de la pareja y observa el primer y único pollo el 14 de junio. ¡Se trata de la primera pareja reproductora de gaviones en la costa labortana y la segunda en la costa vasca! El pollo sigue en buen estado hasta, al menos, el 8 de julio. El 15 de julio no consigue localizar al pollo, hecho que coincide con la presencia de una persona en la roca donde se ubica el nido. En los días posteriores sigue sin poder encontrar al pollo, y continúa observando gente en el islote.


hiruak.jpg
Pareja de gaviones y pollo en Txurruta (Amaia Altzaga)


Todo indica, por tanto, que las perturbaciones ocasionadas por los excursionistas han terminado por frustrar el desarrollo del único pollo de gavión que había conseguido prosperar. No es éste un hecho aislado, el del afán de excursionistas de querer poner el pie en todo pedazo de tierra o piedra, por muy inaccesible que sea, y a pesar de poner en peligro puestas de diferentes especies de aves. Hacemos desde aquí un llamamiento al control por parte de las instituciones del acceso a este tipo de zonas costeras, donde ubican los nidos las pocas especies marinas presentes en nuestra costa.

Jarraitu posta elektronikoz