2011-02-16

NUEVOS DATOS DEL DORMIDERO DE PINZONES REALES GIPUZKOANO-NAVARRO

El domingo 13-02-2010 hemos hecho un control exhaustivo del dormidero de Pinzones reales navarro-gipuzkoano, hay que citar el lugar así porque todavía está por definir exactamente la línea de la muga, algunos están moviendo mojones para hacerse con el dormidero.
Video del dormidero. Yuli Borrego

A las 8 de la mañana nos acercamos al mismo por su lado norte Yuli Borrego, Jose Luis Gómez y Héctor González.
Por el lado este Josemari Gimón y Xabier Mendarte. Por el oeste Jon Mugika y Mirari Zubeldia. Sabíamos que el dormidero se había formado, de ello había informado José Luis Gómez el sábado indicando que cientos de miles de aves habían entrado al mismo.
Pinzones bajando por el hayedo. Fotografía Héctor González

Fueron saliendo aves durante 40 minutos largos. La mayoría de las aves salieron por la parte este, Josemari contaba después que las aves se posaban de golpe en el suelo picoteaban unos segundos y se volvían a elevar, y de nuevo otro bando hacía lo mismo, como si fueran langostas. Jon y Mirari fueron viendo grupos de aves de entre 50 y 100 individuos a lo largo de todo el día que forrageaban entre las hayas. El domingo por la tarde subimos nuevamente para controlar la entrada en el dormidero. Volvió a ser llamativo, miles de aves que fueron entrando. Esa tarde aproveché para hablar con uno de los guardas que observan el fenómeno, me indicó que en varias ocasiones el dormidero ha fallado y no se ha formado.
Igualmente, hablando con un casero próximo éste pensó que había desaparecido el dormidero puesto que no lo había observado varios días. Y los pinzones reales habían desaparecido de los alrededores de su caserío. Exactamente lo que nos ocurrió el viernes, que no vimos ninguno.
Este fenómeno abre de nuevo una puerta al misterio del funcionamiento de este tipo de dormideros. Y demuestra que sabemos muy poco de la mecánica de los mismos.
Pinzones reales en las hayas. Fogografía Héctor González
El jueves había un estruendo descomunal, se escuchaba desde lejos, desde colinas bastante alejadas al dormidero, eran las 7h30 y el ruido ya era ensordecedor. ¿Podía ser que el estruendo anunciara el estrés de una próxima partida?. La lógica humana tiende a relacionar el volumen de un sonido con la cantidad de emisores de ese sonido, pero no tiene porque siempre ser así. Un buen físico podría explicar cómo se superponen las ondas vibratorias y porqué a veces no es así. Y todos sabemos que el mismo grupo humano puede también en diferentes situaciones de estrés susurrar, murmullar, vociferar etc.

Pinzones entrando al dormidero. Fotografía Héctor González

También puede ser que ese día la talla del mismo se hubiera engrosado con individuos de otros lugares, Gorbea por ejemplo, para marcharse de golpe.
Estos días siguientes el ruido se aprecia únicamente en las proximidades al dormidero, incluso en momentos en los que no hay viento no se aprecia con mayor intensidad.
Trazas de vuelos. Fotografía Héctor González

Por el contrario, la mañana del domingo salieron también muchísimas aves, aunque era de tal calibre la diferencia de ruido que en un momento pensé que iban a salir realmente pocas.
Pero hay más preguntas.
¿Pueden estar los dos dormideros interconectados o relacionados?, lo normal es que sí, la distancia tampoco es tan elevada.
Hemos rastreado en internet y hemos encontrado la siguiente entrada del 10 de diciembre, en donde se habla del dormidero que se ha formado en Roncesvalles. Desconozco la evolución del mismo pero sería necesario ir enterándose de ello. .
El lunes 14 de febrero el dormidero se ha vuelto a formar, se nota de todas formas que el número de aves ha disminuido, aunque todavía hay muchas. La entrada del día 14 ha sido muy rápida.

Bando de Pinzones reales. Fotografía Héctor González

He escuchado a Eduardo Punset decir que una neurona no sabe que hace la de alado, incluso igual ignora lo que hace ella misma, pero que el cerebro, el conjunto de todas las neuronas sí. Un pinzón no sabe lo que hace su compañero, pero todos esperan al último rayo de sol posados en las hayas para cruzar en tromba el valle y entrar a los abetos. También todos los ñus esperan al borde del rio Mara para esperar a que uno se lance y abalanzarse todos a una como en Fuenteovejuna.
Nosotros, sabemos lo que hace el dormidero de Gipuzkoa-Navarra, y también lo que hace el del Gorbea, pero no sabemos lo que hacen los dos juntos.
Desconocemos si hay trasvase de individuos de uno al otro. Yo estoy convencido que sí, pero la palabra es esa, convencido y no pretendo convencer a otros.

¿Se pueden considerar los dos dormideros como dos hemisferios cerebrales, unidos de alguna forma y actuando con coordinación?. Se nos está pasando la oportunidad de saberlo. Y quizá no estemos utilizando las herramientas adecuadas para alcanzar ese conocimiento.

Pinzones reales. Fotografía Héctor González.

Y por otro lado, ¿Cómo lo medimos?, la naturaleza humana lleva a etiquetar, a poner una cifra. Yo he visto ambos dormideros y me parecen similares en tamaño. ¿Cuál es el tamaño de la población europea y cuantos tenemos aquí?, y por otro lado, ¿es este el dormidero de Pau dividido en dos?.
Aprovecho para añadir unas cifras del dormidero de Pau que me ha facilitado Javi Ferreres.

2005-2006 - 5,000,000 (5 millones) en el área de Pau
2006-2007 - el bando más grande 100 pájaros
2007-2008 – entre 1,000,000-2,000,000
2009-2010 – ‘millones’ en Gan al sur de Pau



En Alemania hemos sabido que hay un dormidero cifrado en 4 millones de aves.

Bando Pinzones reales. Fotografía Héctor González

En Aves Ibéricas II. Paseriformes de José Luis Tellería, Benigno Asensio y Mario Díaz editorial J.M. Reyero 1999 cita ‘este carácter nómada de la especie lo ilustra, además, con el control de aves invernantes en España que en años anteriores habían invernado en Bélgica, Holanda y Alemania’.
Desgraciadamente el control de aves puede informarnos de esto, cosa evidente pero no aporta respuestas del porqué, del porqué elegir un lugar, del porqué dividirse en dos, de porqué un día o varios no hay ninguno.

Podríamos hablar de muchas más cosas, por ejemplo los predadores. En los alrededores se pueden encontrar restos predados por cárabos, mamíferos, gavilanes…
En concreto hemos encontrado algún resto dejado por algún gavilán con tendencias de cirujano, o quién sabe, por el mismísimo chupacabras. Quizás un día desaparezca algún observador que se deje sorprender por la noche.

Pinzón real predado. Fotografía Héctor González.


Héctor González
Interesados en conocer ubicación dirigir un correo a hectordelafere@gmail.com.


1 comentario:

  1. Javier Ferreres16/2/11 10:06

    Algunos datos sobre tamaños poblacionales: según la web del BTO, la población europea de pinzón real estaría ente 3 y 7 millones de parejas, a éstas habría que añadir las de Siberia, con lo que la población mundial queda entre 80 y 250 millones de bichos.
    El dormidero de Barazar está cerca de Bilbao, pero no tanto como para albergar la mitad de la población mundial, ni europea.

    ResponderEliminar

Jarraitu posta elektronikoz