2008-04-18

Mompas: Carta a Odón Elorza y a Elena Espinosa

Mompás

                            Sra. Elena Espinosa
                            Ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino
                            Sr. Odón Elorza
                            Alcalde de Donostia


Estimada Señora, Estimado Señor:

Itsas Enara Ornitologia Elkartea aboga por el estudio y la conservación de las aves y sus hábitats, como parte de una naturaleza cuya salud se deteriora a marchas forzadas. Nos dirigimos a Uds. a consecuencia de la honda preocupación que nos ha causado el anunciado proyecto de construcción de una pasarela peatonal entre Sagues y Mompás, en Donostia.

Nuestra asociación lleva años realizando estudios sobre diversos aspectos de las aves en Gipuzkoa, entre otros, realiza el seguimiento de las colonias de aves marinas. En Mompás comienza la mayor de las colonias de aves marinas de Gipuzkoa, donde se reproducen gaviotas patiamarillas y sombrías. La raza de gaviota patiamarilla que nidifica en Gipuzkoa es exclusiva del Cantábrico y su población no está fielmente cuantificada, por lo que su estatus de conservación es desconocido. Resulta además, que dentro de esta raza cantábrica, las nuestras son diferentes de las gallegas y de las asturianas, pues son las de dimensiones más reducidas de todas, por lo que su interés aumenta. Las colonias de Ulia (Mompás y La Plata de Pasaia) son las más orientales de esta raza en todo el mundo y constituyen por lo tanto su límite geográfico; este es un motivo adicional para extremar las precauciones en cuanto a su conservación. Una intervención tan agresiva en su principal colonia de reproducción es una temeridad manifiesta.

La gaviota sombría únicamente tiene una colonia en toda la península ibérica, en Galicia. La de Ulia es una de las escasas colonias mixtas en las que se mezcla con gaviotas patiamarillas.

También destaca Ulia, y precisamente Mompás, por ser el último reducto del cormorán moñudo en Gipuzkoa. Esta especie nidificó aquí hasta 1967, en que desapareció, tanto de Ulia como de Gipuzkoa. Durante casi 40 años estuvo ausente como nidificante en nuestra costa, habiéndose acantonado en contados lugares de Bizkaia. Precisamente hace pocos años inició una tímida recuperación, que se acentuó al poco, que le llevó a recolonizar la parte oriental de Bizkaia primero, San Anton (Getaria) después y la plata de Txubillo hace dos años. Todo un hito en la conservación de nuestra avifauna. La reocupación de Mompás, largamente esperada, es (¿era?) cosa de una temporada, de dos como mucho. De hecho, es posible que a la hora de escribir estas líneas ya haya algún nido aquí. La responsabilidad de interferir radicalmente en este proceso de recuperación natural de una especie catalogada será suya. Nuevamente resulta temerario seguir adelante con el proyecto de pasarela.

También nidifican en Ulia el halcón peregrino, especie emblemática que muy previsiblemente se verá igualmente afectada por la obra que ustedes impulsan, ya que invade su territorio; el cernícalo vulgar, el cuervo, el roquero solitario, la curruca rabilarga e infinidad de otras aves terrestres de sumo interés o especialmente escasas en Gipuzkoa.

Sin mencionar otros grupos faunísticos (insectos) o plantas como Narcissus bulbocodium, Lilium pyrenaicum y, especialmente, Armeria euscadiensis, especie endémica de nuestra costa y estrictamente protegida no sólo por la legislación estatal y autonómica, sino directamente por la normativa comunitaria.

Este proyecto se añade a la reciente aprobación de las instalaciones de Basollua, que pretenden incrementar el uso recreativo de Ulia y que, de una forma más que previsible, también van a hacer aumentar la presión de paseantes (extremadamente peligrosa) en las zonas de nidificación.

Deben Uds. entender que no existe ningún motivo razonable para construir esa obra. La ciudad está suficientemente rematada en su límite oriental. El paseo marítimo de Donostia es lo suficientemente largo y diverso para cumplir sobradamente su función recreativa. La obra que pretenden Uds. construir va a hacer llegar miles de personas a una zona a la que, al contrario, se debería limitar el acceso, por estar, precisa y literalmente, ENCIMA de los nidos de las aves.

Es especialmente inexplicable, si es que no es un deliberado escarnio a su función, que sea precisamente el Ministerio de Medio Ambiente el que lleve la iniciativa y sufrague este desafuero. Les exhortamos a Uds. a que abandonen esta descabellada idea y tomen en consideración, y lo acaten, el planeamiento territorial vigente en cuanto a protección del litoral, independientemente de quién ostente la titularidad de la competencia y de los intereses electorales de unos y de otros.


Itsas Enara Ornitología Elkartea
Rafael Saiz Elizondo - Presidente



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Jarraitu posta elektronikoz