2009-10-09

Sobre las obras de restauración de Inurritza


Texto remitido a los medios de comunicación el día 9 de octubre de 2009:

Recientemente se han acometido las obras correspondientes al proyecto de restauración ambiental de Inurritza. Itsas Enara Ornitologia Elkartea desea hacer pública su opinión al respecto.

La ría de Inurritza, como tantas otras rías, sufría los efectos de años de intervenciones humanas que se traducen en que, de un estado inicial consistente en una ancha llanura sedimentaria e intermareal, con un somero cauce central, se pasa a una llanura a una cota elevada con respecto a la anterior, a base de aportar escombros con que se ha rellenado la marisma para su cultivo, en un principio, y para otros usos diferentes en años más recientes. La elevación del terreno provoca la desaparición de su carácter intermareal y con ella la desaparición de las comunidades florísticas y faunísticas que le son propias y características a cualquier estuario o ría.

En estas circunstancias, su declaración como espacio protegido y el anuncio de un proyecto de restauración no pueden ser recibidos sino como buenísimas noticias.

Sin embargo, visto el proyecto aprobado finalmente y el resultado práctico de su ejecución, la crítica desde quienes sentimos la conservación de la naturaleza como un deber de primer orden debe plantearse (como ya planteó en su día Itsas Enara ante la Diputación Foral) en los términos más negativos.

En primer lugar observamos que de todas las parcelas que fueron en su día rellenadas con escombro, el proyecto se limita a retirar el material de relleno de una parte de ellas, renunciando a recuperar el resto. No contentos con ello, resulta que el material retirado no se lleva a otro lugar. NO HA SALIDO UN SOLO CAMION CARGADO DE ESCOMBRO de Inurritza a otro lugar. Todo el material extraído se ha depositado otra vez en la propia área protegida, en otras zonas en las que, a resultas de ello, se ha elevado la cota del terreno hasta CINCO metros por encima de su cota original, que era ya de por sí elevada (Foto 1).


El resultado es un total sinsentido: ahora mismo el área de estuario protegido se halla en algunas zonas a una cota superior incluso a la de las zonas de monte adyacentes (Foto 2, foto 3). El mundo al revés.









Por otra parte, la zona llana que se presenta como intermareal, no es tal. Las máquinas, para empezar, han dejado el sustrato a una cota excesivamente alta, de manera que únicamente se cubrirá por la marea en las más altas pleamares (Foto 4). Es la situación ideal para que medre la especie invasora por excelencia, la que está siendo combatida en todos los estuarios de Europa, Baccharis halimifolia. Aquí le ponemos la alfombra roja.

La topografía de esta área, además, no es la adecuada, ya que no le han dado la necesaria caída (pendiente) hacia el cauce principal en cuya orilla está, lo que habría provocado la aparición de las necesarias bandas paralelas de vegetación, incluida la inferior, desprovista de plantas y muy importante para la alimentación de las aves limícolas, otro de los elementos propios y valiosos de los estuarios cantábricos. La han dejado horizontal y a una cota inadecuada. Los canales de inundación que se han creado intentando remedar los que suelen existir en estos bancos de limo también han sido mal ejecutados, ya que se orientan perpendicularmente al cauce principal, y no orientados hacia la boca del estuario (Foto 5).

Para redondear la chapuza, se ha dejado en superficie material de muy mala calidad. En una zona que tenía que ser una capa de limo (fango), hay miles de pedruscos que disuaden a las aves limícolas de alimentarse en la zona. Las limícolas necesitan extensiones de limo blando donde hundir sus picos para extraer las presas del mismo, aquí les empedramos el comedor (Foto6, foto 7).



Los sinsentidos son más. ¿A santo de qué se desvía el cauce de la ría? Ahí han estado las palas sacando limo. Vemos que se ha extraído limo de muy buena calidad, pero… ¿dónde lo depositan? Pues encima de los cascotes y escombros que habían sobreelevado antes, donde no cumple ninguna función relevante en un estuario y únicamente servirá de pavimento para los senderos de los visitantes. Senderos cuya necesidad era nula –ya que existe ahora mismo un camino perfectamente suficiente–, pero que los autores del proyecto propusieron y que –porque sí– reducen en casi 4.000 metros cuadrados la superficie de marisma que se podía haber recuperado.

Se crea una cubeta nueva al objeto de crear una charca de agua dulce con su carrizal, dice Diputación que para dar mayor diversidad de hábitats al enclave. La verdad es que no hay ninguna necesidad. Zarautz ya tiene buenos carrizales en Irita, Sakeletxe, Asti, Lakumiaga… que el Ayuntamiento se empeña en destruir y urbanizar y la Diputación en negarles la protección que están pidiendo a gritos. Basta con protegerlos adecuadamente y dar al César lo que es del César: hábitats propios de las zonas litorales en la zonas litorales. Kitto. Para esa proyectada charca de agua dulce han levantado un dique aún más alto que el que canalizaba la ría junto a Zubiondo, destruyendo la continuidad horizontal, tanto visual como hidrológica, del sistema (Foto 8).



En definitiva, la mayor parte del presupuesto se ha gastado en obras inútiles o incluso contraproducentes, se ha renunciado a restaurar verdaderamente la zona y se han aplicado criterios en absoluto ambiéntales la hora de diseñar el proyecto. Lo que no es de extrañar cuando se sanciona de esta forma el intrusismo profesional y se encargan estos trabajos a ingenieros de caminos, canales y puertos, que sabrán mucho de excavar pero absolutamente nada de ecología estuárica.

Sería de agradecer que Diputación se tomara por una vez en serio su cometido de velar y actuar por conservar y recuperar la maltratada naturaleza de Gipuzkoa y destinara sus escasos recursos presupuestarios con mayor eficiencia. Nos queda la esperanza de que el tiempo, aunque lento, termina pasando, y la naturaleza va poco a poco deshaciendo los entuertos que sus supuestos protectores perpetran.


Zarautz, a 9 de octubre de 2009-10-08
Itsas Enara Ornitologia Elkartea

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Jarraitu posta elektronikoz