2013-04-01

Reproducción del cormorán moñudo en Donostia, 2013

Después de varios decenios de extinción, los cormoranes moñudos (Phalacrocorax aristotelis) han vuelto a asentarse en la costa guipuzcoana. I.E.O.E. ha hecho un seguimiento desde que se asentó la primera pareja justo donde se tenía la última cita de reproducción, el cabo de Monpás en San Sebastian (Noval).
La costa de Gipuzkoa a diferencia del resto del Cantábrico no es caliza, es arenisca, siendo este un condicionante más a la hora de la reproducción siendo pocos los acantilados adecuados para el asentamiento de los nidos. La mayoría de los nidos están asentados en el termino municipal de Donostia/San Sebastian, siendo 8 los nidos donostiarras que están activos en el 2.013.

Cormoran Moñudo


Los cormoranes nidificantes han elegido las colonias de gaviota patiamarilla para nidificar, compartiendo territorio con parejas nidificantes de halcones peregrinos, gaviotas sombrías, cuervos y roqueros solitarios. Siendo la evolución de la especie positiva, con una productividad media de 2 pollos por nido.
La evolución de la población de cormoranes moñudos en Gipuzkoa no deja de tener sus sombras, I.E.O.E. se sorprende de la pequeña proporción de ejemplares inmaduros que se contabiliza en la época reproductora, el hecho nos hace pensar en una tremenda mortalidad de los pollos del año.

Cormoran Moñudo


El aumento de embarcaciones que utilizan el trasmallo como arte de pesca nos preocupa, la promoción de insostenibles sendas litorales por parte de las diferentes administraciones, la escalada deportiva, la pesca deportiva con caña a pie de cantil, etc. siguen siendo una amenaza para los moñudos guipuzcoanos.
La ausencia de un plan de gestión de la especie por parte de parte de la Diputación Foral de Gipuzkoa es a todas luces inconcebible.

Jarraitu posta elektronikoz