2012-06-06

Salida marinera al Mediterraneo y Delta del Ebro


Autora del vídeo Yulia Borrego

Cuenta la leyenda que el Señor castigó a Mateotxistu por su desmedida afición a la caza. Mateotxistu era un cura de la ermita del Kolitza, que cazaba con ahínco y afán, oficiando misa con la escopeta escondida detrás del altar y el perro atado en la sacristía. Hubo un día que se encontraba a punto de consagrar cuando escuchó a su perro ladrar porque había aventado una liebre. Abandonó la hostia levantada hacia el cielo y a la feligresía y salió corriendo con la escopeta soltando al perro. Ante tanto desatino Dios se enfadó y lo castigó obligándolo a vagar siempre detrás de una liebre veloz silbando a su perro. Dicen que las noches frías de invierno entre la tormenta se escucha todavía el silbido de Mateotxistu llamando a su perro que continúa persiguiendo por toda la eternidad a la liebre (e imagino que a la becada a la espera).
Ni somos curas, ni somos cazadores, pero se puede decir que con nuestra desmedida afición a las aves habríamos podido sufrir un castigo similar.
Un fin de semana completo, salida en barco para ver aves marinas y horas intensivas en el delta hasta que los mosquitos y la falta de luz transformaran el medio en condiciones infrahumanas.
La llegada a la vieja ciudad romana de Tarraco Nova el viernes por la tarde, con hambre lobuna, nos hizo buscar con rapidez algún lugar donde cenar. Como los hombres de Odiseo preparamos holocaustos a Poseidon antes de hacernos a la mar al día siguiente, pidiéndole una mar propicia e infinidad de avistamientos. Sacrificamos conejos para hacerlos a la parrilla, cabras para los rulos de queso de cabra de las ensaladas, terneros para el quitahambres que algunos pidieron, ofreciendo las partes más sabrosas de nuestros platos a todos los dioses del Mediterraneo. Y todo ello regado con caldos de la tierra.

Flamencos
Grupo de flamencos (Phoenicopterus ruber) en el Delta. Autor: Josemari Gimón

La mayoría dormimos como benditos, pero a los que les tocó la segunda planta de la posada donde dimos a caer, pasaron una noche perseguidos por los gritos de las tres Erinias que corrían por los pasillos, aunque algunos más que Erinias, por su habla pensamos que serían las tres Normas (Uror, Veroandi y Skuld), escapadas de sus helados países.
La mañana del sábado surgió esplendorosa, con una mar completamente en calma, un lago no tiene menos olas. Los holocaustos debieron de ser del gusto de los dioses. En el puerto nos estaba esperando nuestra anfitriona y antigua tesorera de Itsas Enara, Matxalen, con el barco preparado y toda la gente ávida de hacerse a la mar.

Audoin anillada
Gaviota de Audouin (Larus audouinii) en Tarragona. Autor Héctor González


Dos bidones de anchoa y sardina prometían una buena jornada de avistamientos. En el mismo puerto empezaron a seguirnos las primeras gaviotas de Audouin (Larus audouinii) que no nos abandonarían en toda la singladura. También los primeros charranes patinegros (Sterna sandwicensis) que delataron su presencia con los agudos y característicos chasquidos que esta especie emite.
Al poco rato de abandonar el puerto comenzamos a ver alguna gaviota cabecinegra (Larus melanocephalus) y llegaron las primeras pardelas baleares (Puffinus mauretanicus) que no nos abandonarían en todo el viaje.

Pardela balear
Pardela balear (Puffinus mauretanicus) en Tarragona. Autor: Héctor González


La mar en calma, sin la más mínima ondulación con un sol ya veraniego, hacía de la masa de agua un espejo en el que se reflejaban perfectamente las pardelas. Y cuando estas se acercaban rasantes sobre el agua dibujaban una línea cada vez que con la punta de las alas o con las patas rozaban la superficie del mar. Igualmente los paiños europeos (Hydrobates pelagicus) que se acercaban al barco pero mantenían una distancia prudencial de las gaviotas y de los págalos.

Pagalo
Págalo grande (Catharacta skua) en Tarragona. Autor: Héctor González


De vez en cuando hacían su aparición los págalos grandes (Catharacta skua), entraban por una borda del barco y todas las aves marinas que nos seguían, pardelas, paiños y gaviotas huían despavoridas por la borda contraria. Algo muy parecido a los juegos con imanes en los que cargas magnéticas del mismo signo se repelen entre sí.

Pardela balear
Pardela balear (Puffinus mauretanicus) en Tarragona. Autora Carmen González


En algún momento cruzaba algún solitario alcatraz (Morus bassanus) la estela del barco sin prestar gran atención al mismo, a diferencia de lo que hemos observado en el Cantábrico, que también siguen a las embarcaciones. Y en otro instante un grupo de delfines listados (Stenella coeruleoalba) se dejaba ver con bastante claridad, cerca del barco, realizando sus cabriolas y evoluciones buceadoras gracias a las trasparencias del mar, que esté día parecía haberse vestido con el sútil y libiano atuendo de una vestal. La guinda a la salida la puso un pez espada qué se alejó dando saltos y algún cardumen de atunes.

Avetorilla
Avetorillo común (Ixobrichus minutus) en el Delta. Autor: Josemari Gimón


Al volver a puerto nuestros anfitriones nos invitaron a tomar unas cervezas y comentar las anécdotas del día con una jarra en las manos. Pero nuestro afán ornítico era tal que aún a riesgo de parecer descorteses volamos al Delta del Ebro tomando posesión de los bungalows que nos iban a servir de refugio y saliendo rápidamente a ver aves. Empezamos con una buena observación, andarríos bastardo (Tringa glareola), para continuar con calamones (Porphyrio porphyrio), avetorillo (Ixobrichus minutus), cigüeñuelas (Himantopus himantopus), avocetas (Recurvirostra avosetta), fumareles cariblancos (Chlidonias hibridus), charranes comunes (Sterna hirundo) y flamencos (Phoenicopterus roseus), todo ello desde el observatorio de la finca experimental Riet Vell.

Calamón
Calamón común (Porphyrio porphyrio) en el Delta alimentando sus pollos. Autor: Josemari Gimón


Garcilla-cangrejera
Garcilla cangrejera (Ardeola ralloides) en el Delta. Autor: Josemari Gimón
Al atardecer acudimos a los observatorios de la laguna de la Encanyissada y el del pont del Través. Por el camino hacia ellos fuimos haciendo paradas, desgranando las observaciones de aves de este rico humedal.
Los primeros, los chorlitejos patinegros (Charadrius alexandrinus), los machos con sus brillantes colores ocres de la cabeza y la hembra más discreta que protegía una pareja de pollitos. Las garcillas cangrejeras (Ardeola ralloides), las primeras canasteras (Glareola pratincola) que con los nervios algunos no fueron capaces de enfocar sus prismáticos antes que se fueran volando. Aunque al día siguiente tendríamos la oportunidad de verlas a placer, posadas y en vuelo. El recorrido se fue transformando en un auténtico disparate, como le gusta decir a Javi, pagazas piquirrojas (Sterna caspia) y piconegras (Sterna nilotica), hasta acabar en un aguazo viendo un grupo de gaviotas picofinas (Larus genei), que con el sol del atardecer que les pegaba tenían un precioso pecho rosado.

Canastera
Canastera (Glareola pratincola) en el Delta. Autor Josemari Gimón


Desde los observatorios de la Encanyissada estudiamos los reclamos de los insectívoros estivales, carriceros tordales (Acrocephalus arundinaceus), carriceros comunes (Acrocephalus scirpaceus), buscarlas unicolores (Locustella luscinioides), y otros paseriformes como los escribanos palustres (Emberiza schoeniclus). Aunque las acuáticas seguíen siendo reinas del lugar, muchos patos colorados (Netta rufina), algunos tarros blancos (Tadorna tadorna), calamones (Porphyrio porphyrio) devorando el carrizo y los dormideros de ardeidas, martinetes (Nycticorax nycticorax), garcillas bueyeras (Bubulcus ibis) y cangrejeras (Ardeola ralloides), garcetas comunes (Egretta garzetta), garcetas grandes (Egretta alba), garzas imperiales (Ardea purpurea) y garzas reales (Ardea cinerea). Y como no, pasó una gaviota sombría (Larus fuscus) y los que fuimos sabemos por qué es necesario recalcarlo.

Carricero-tordal
Carricero tordal (Acrocephalus arundinaceus) en el Delta. Autor: Josemari Gimón

La falta de luz y sobre todo los miles de mosquitos con ansias de beberse nuestra sangre nos hicieron buscar refugio entre paellas y vinos blancos. Probamos tres o cuatro tipos de arroces y fideuas, y trasegamos las necesarias botellas de blanco para empujarlo. Y raudos a dormir porque a la mañana siguiente tocaba madrugar para aprovechar lo que quedaba de día en el delta.
Salimos sin desayunar, aunque a los más apañados nos dio tiempo a prepararnos un british tea, y es que en esto de la ornitología también hay gentlemen y en particular tuvimos la suerte de caer los cuatro hiperactivos en el mismo coche, para tranquilidad del resto del grupo. Fue sin duda la mañana de las canasteras (Glareola platincora). ¡Otro disparate!, las canasteras volando alrededor nuestro, posándose delante y haciendo las delicias de Josemari Gimón y su cámara así como de los que las observábamos. Fue desgranando la mañana sus horas sin darnos prisa por volver a desayunar unas tostadas y cafés que nos prepararon dos mesoneras de pechos generosos.

Canastera
Canastera (Glareola pratincola) en el Delta. Autor: Héctor González

El final de la jornada no podía terminar sin ver moritos (Plegadis falcinellus). Se hicieron de rogar, pero al final apareció el primer morito y algunas espátulas (Platalea leucorodia). Y finalmente el baño iniciático en el Mediterráneo, donde las chicas lucieron sus carnes para solaz de los seres marinos que las acogieron en su seno, aunque alguna medusa traicionera hiciera alguna trastada. Los que en cambio cargamos carnes tolendas decidimos permanecer ocultos en nuestros ropajes .
Avetorillo
Avetorillo común (Ixobrichus minutus) pescando cangrejos. Autor: Josemari Gimón

Cigüeñuela y Avoceta
Avoceta expulsando una cigüeñuela de su zona de cría. Autora: Carmen González


La vuelta en coche no se podía desperdiciar y vimos algún roquero solitario para rematar el viaje. El final nos esperaba en Andoain donde cada mochuelo volvía a su olivo con mucha pena aunque regocijo por el estupendo viaje realizado, pero… unos siseos, chirridos y lamentos nos asustaron, una lechuza que a muy baja altura pasó sobre nuestro aparcamiento, y es que para ver aves, no hay tiempo que desaprovechar.

Grupo retocada
Miembros de Itsas Enara O.E. y sus invitados de honor que participaron en la excursión. Autora: Cármen González

Listado de aves
Nombre científico
Nombre vulgar
Nombre en euskera
Tadorna tadorna
Tarro blanco
Paita arrunta
Anas strepera
Ánade friso
Ipar-ahatea
Anas platyrhynchos
Ánade azulón
Basahatea
Netta rufina
Pato colorado
Ahate gorrizta
Tachybaptus ruficollis
Zampullín común
Txilinporta txikia
Podiceps cristatus
Somormujo lavanco
Murgil handia
Calonectris diomedea
Pardela cenicienta
Gabai arrea
Puffinus mauretanicus
Pardela balear
Gabai balear
Hydrobates pelagicus
Paíño europeo
Ekaitz-txori txikia
Morus bassanus
Alcatraz atlántico
Zanga
Phalacrocorax aristotelis
Cormorán moñudo
Ubarroi mottoduna
Ixobrichus minutus
Avetorillo común
Amiltxori txikia
Nycticorax nycticorax
Martinete
Amiltxoria
Ardeola ralloides
Garcilla cangrejera
Lertxuntxo karramarrozalea
Bubulcus ibis
Garcilla bueyera
Lertxuntxo itzaina
Egretta garzetta
Garceta común
Lertxuntxo txikia
Egretta alba
Garceta grande
Lertxuntxo handia
Ardea cinerea
Garza real
Lertxun hauskara
Ardea purpurea
Garza imperial
Lertxun gorria
Ciconia ciconia
Cigüeña blanca
Amiamoko zuria
Plegadis falcinellus
Morito
Beltzarana
Platalea leucorodia
Espátula común
Mokozabala
Phoenicopterus roseus
Flamenco común
Flamenkoa
Milvus migrans
Milano negro
Miru beltza
Circus aeruginosus
Aguilucho lagunero occidental
Zingira-mirotz
Buteo buteo
Busardo ratonero
Zapelatz arrunta
Hieraaetus pennatus
Aguililla calzada
Arrano txikia
Falco tinnunculus
Cernícalo vulgar
Belatz gorria
Rallus aquaticus
Rascón
Uroilanda handia
Porphyrio porphyrio
Calamón común
Uroilo urdina
Gallinula chloropus
Gallineta común
Uroiloa
Fulica atra
Focha común
Kopetazuri arrunta
Himantopus himantopus
Cigüeñuela común
Zankaluzea
Recurvirostra avosetta
Avoceta común
Abozeta
Charadrius dubius
Chorlitejo chico
Txirritxo txikia
Charadrius alexandrinus
Chorlitejo patinegro
Txirritxo hankabeltza
Pluvialis squatarola
Chorlito gris
Txirri grisa
Calidris canutus
Correlimos gordo
Txirri lodia
Tringa totanus
Archibebe común
Bernagorri arrunta
Tringa glareola
Andarríos bastardo
Kuliska pikarta
Catharacta skua
Págalo grande
Marikoi handia
Larus melanocephalus
Gaviota cabecinegra
Antxeta burubeltza
Larus ridibundus
Gaviota reidora
Antxeta mokogorria
Larus genei
Gaviota picofina
Kaio mokozorrotza
Larus audouinii
Gaviota de Audouin
Audouin kaio
Larus fuscus
Gaviota sombría
Kaio iluna
Sterna nilotica
Pagaza piconegra
Txenada mokobeltza
Sterna caspia
Pagaza piquirroja
Txenada mokogorria
Sterna sandvicensis
Charrán patinegro
Txenada hankabeltza
Sterna hirundo
Charrán común
Txenada arrunta
Sterna albifrons
Charrancito
Txenada txikia
Chlidonias hybridus
Fumarel cariblanco
Itsas enara musuzuria
Pterocles alchata
Ganga ibérica
Ganga azpizuria
Columba livia
Paloma bravía
Haitz-usoa
Columba palumbus
Paloma torcaz
Pagausoa
Streptopelia decaocto
Tórtola turca
Usapal turkiarra
Streptopelia turtur
Tórtola europea
Usapala
Cuculus canorus
Cuco común
Kukua
Athene noctua
Mochuelo europeo
Mozoloa
Tyto alba
Lechuza común
Hontza zuria
Upupa epops
Abubilla
Argi-oilarra
Galerida cristata
Cogujada común
Kutturlio arrunta
Alauda arvensis
Alondra común
Hegatxabal arrunta
Riparia riparia
Avión zapador
Uhalde-enara
Hirundo rustica
Golondrina común
 Enara
Motacilla flava
Lavandera boyera
Larre-buztanikara
Motacilla alba
Lavandera blanca
Buztanikara zuria
Monticola saxatilis
Roquero rojo

Harkaitz-zozo gorria
Turdus merula
Mirlo común
Zozoa
Cisticola juncidis
Cistícola buitrón
Ihi-txoria
Locustella luscinioides
Buscarla unicolor
Benarriz gorrizta
Acrocephalus scirpaceus
Carricero común
Lezkari arrunta
Acrocephalus arundinaceus
Carricero tordal
Lezkari karratxina
Sylvia atricapilla
Curruca capirotada
Txinbo kaskabeltza
Muscicapa striata
Papamoscas gris
Euli-txori grisa
Oriolus oriolus
Oropéndola
Urretxoria
Garrulus glandarius
Arrendajo
Eskinosoa
Pica pica
Urraca
Mika
Corvus monedula
Grajilla
Bele txikia
Corvus corone
Corneja
Belabeltza
Corvus corax
Cuervo
Erroia
Sturnus unicolor
Estornino negro
Araba zozo beltza
Passer domesticus
Gorrión común
Etxe-txolarrea
Passer montanus
Gorrión molinero
Landa-txolarrea
Emberiza schoeniclus
Escribano palustre

Zingira-berdantza
Serinus serinus
Verdecillo
Txirriskil arrunta
Carduelis chloris
Verderón común
Txorru arrunta



Autor del vídeo Lukas Arbeloa


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Jarraitu posta elektronikoz