2010-05-19

Inurritza eta Madrilgo Kosta Zerbitzuaren burugabekeriak

La protección de algunos derechos requiere a menudo la limitación de otros, pero delimitar qué proteger y qué limitar es cuestión harto pintoresca cuando quien decide es la demarcación de Costas de Gipuzkoa, órgano dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y encargado de velar por la conservación del valor ambiental del litoral, entre otros cometidos.

Otros departamentos administrativos, mal que bien, cumplen su labor. ¿Quiere usted pasear por un puerto comercial? De acuerdo, pero ojito con meterse en las zonas de carga de los barcos: hay camiones, carretillas y grúas trabajando y puede usted correr peligro. Mejor le prohibimos el acceso a estas zonas. ¿Quiere usted pasear por un puerto deportivo? No, ni se acerque a los pantalanes; mejor se lo prohibimos también; es que ha habido robos, ¿sabe usted? Limítese a los muelles. ¿Quiere usted pasear por el Paseo Nuevo con temporal? No, mire usted, corre usted peligro. Puertos, el Ayuntamiento o quien sea limita el acceso, y Costas no se opone, como es natural.

Pero ¿qué pasa si el bien a proteger es otro, por ejemplo, el medio ambiente? La Diputación limita el acceso en aras de la conservación y Costas dice que tururú, que por allí debe pasar un camino habilitado. ¿Que en una ría hay vegetación rara y valiosísisma? No importa, pisotéela usted tranquilo. ¿Que crían aves no menos raras e interesantes? ¡Da igual, hombre de Dios! Usted pasee y perturbe la tranquilidad de las aves y haga que pierdan sus puestas, que la ley le garantiza a usted el derecho de acceder a la ribera del mar. ¿Que ya existe un camino contiguo y practicable? No me vale; hay que abrir uno nuevo. Eso sí, ni se le ocurra pisar terrenos destinados a la práctica privada del golf, ése es un derecho superior en el que Costas no se mete.

Esto está sucediendo ahora mismo en la ría de Inurritza, en Zarautz, debido a la cortedad de miras de un oscuro personaje a quien alguien encargó en su día conservar los valores naturales de nuestra costa. Todo el mundo sabe que dos kilómetros de playa de acceso libre e ilimitado no son suficientes para garantizar el libre acceso público a la mar. ¿No piensan entrar en razón?





1 comentario:

  1. Biologiako 4. mailako ikasle zarauztar bat naiz. Oso "post" ona.

    ResponderEliminar

Jarraitu posta elektronikoz