2018-11-26

Otro otoño con incremento de gaviotas cáspicas

.


Las poblaciones de gaviotas cáspicas de Polonia y Alemania crecen año tras año, e incluso ya se han detectado parejas nidificadoras tanto en Países Bajos como en Francia. Parece, por tanto, que su extensión hacia el oeste no tiene freno. ¿Podremos hablar dentro de unos años de esta especie como nidificante en el País Vasco?

Gaviota cáspica de primer invierno observada en el Urumea (1 de noviembre de 2018)


Asociado a este crecimiento de las poblaciones de Centroeuropa estamos experimentando, durante estos últimos años, un incremento de ejemplares invernantes en el Cantábrico, sobre todo, en la esquina nororiental. Además, hemos detectado estos dos últimos años una mayor proporción de ejemplares de edad superior al primer invierno. Este hecho apuntaría a una consolidación de nuestra costa como área de invernada para la especie. Muestra de ésto sería la observación de ejemplares anillados que repiten año tras año.

Gaviota cáspica de tercer invierno observada en el Urumea (10 de noviembre de 2018)



El Urumea se ha convertido en uno de los mejores puntos de la península ibérica para observar esta especie. Desde los paseos que recorren la ribera de la ría se pueden localizar ejemplares sueltos de esta especie “ocultos” entre los cientos de patiamarillas que diariamente acuden a asear su plumaje. Al ser las diferencias entre las dos especies muy sutiles, sobre todo en ejemplares subadultos, la identificación de la gaviota cáspica se convierte en un juego muy entretenido para cualquier ornitólogo que se precie.

Gaviota cáspica de primer invierno observada en el Urumea (17 de noviembre de 2018)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Jarraitu posta elektronikoz