2011-12-11

Quebrantahuesos en las sierras de Aralar y Andia-Urbasa

Debido al posible interés hemos recopilado las citas de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) que se encontraban en los cuadernos de campo de socios de Itsas Enara O.E. por si pudieran ser de interés para alguien que esté siguiendo la evolución de la especie en Gipuzkoa y los límites de Navarra con Gipuzkoa.


Quebrantahuesos alimentandose
Quebrantahuesos devorando una pezuña. Autor: Josemari Gimón
En 2011 varios socios de I.E.O.E. hemos observado la presencia de ejemplares adultos de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) en la Sierra de Aralar y Urbasa, el equipo de seguimiento de la necrófaga nos ha confirmado la presencia en la zona de al menos 6 ejemplares diferentes en el año que se acaba.
Al menos dos de los seis ejemplares son adultos y se les ha observado volar y posarse juntos en uno de los dormideros. Xabier Mendarte facilita esta foto que se incluye por si ayuda de alguna manera a su identificación.
Las 6 observaciones de los socios de I.E.O.E. han sido ejemplares adultos, 2 ex. en Beriain y 4 ex. en Aralar.

Quebrantahuesos en vuelo
Uno de los seis ejemplares observado en Lizarraga. Autor: Xabier Mendarte
La evolución de la especie en Navarra nos invita al optimismo, de una única pareja compartida con Aragón en los 80 (Burgi) se ha pasado a tener ocho parejas reproductoras (Burgi, Bidankoze/Vidangoz, Leire, Aezkoa, Itoiz, Baztan, etc.) y la presencia de dos ejemplares adultos emparejados en Aralar / Urbasa nos hace abrigar la esperanza de una posible recolonización, importantísima, sería la primera pareja que criase fuera del Pirineo y pre-Pirineo desde hace más de 60 años. La especie ocupaba en los años 50 los desfiladeros de Pancorbo (Burgos) y Bi Haizpe en Irurtzun, como se puede ver en distinta bibliografia.
Como dato sorprendente añadir que uno de los ejemplares reintroducidos en Cazorla también ha visitado la zona durante 2011 como se puede ver en este enlace de la fundación Gypaetus.

I.E.O.E. solicita a la administración que siga manteniendo los comederos específicos para la especie en Aralar y Urbasa que si bien mantienen una considerable presencia de ganado ovino en verano, quedan sin sustento para el quebrantahuesos en los meses de reproducción.
Incluso se podría tomar en consideración la reintroducción del sarrio en Aralar o Beriain como fuente de alimentación en periodo invernal.

2 comentarios:

  1. Muy interesante, creo que el Gobierno de Navarra ahora si que se tiene que implicar en el asentamineto de estas parejas en Urbasa pusw serian los primeros pasos para que se reconstruya el corredor Pirineo-picos de Europa!

    ResponderEliminar
  2. No tenía ni idea de que en los años 50 había una pareja en Irurtzun. Interesante dato. Por curiosidad ¿De donde habeis sacado la cita? Porque de la pareja de Pancorbo ya tenía conocimiento pero de esta otra no había leido nada

    ResponderEliminar

Jarraitu posta elektronikoz